Laguna Brava: Flamencos y leyendas a 4.300 msnm en los Andes

DSC_2806A unos 4.300 metros de altura en la cordillera de los Andes, donde el oxígeno es escaso, los vientos fuertes y la vegetación casi inexistente, hay una laguna de aguas verdosas con vetas del salitre, de nieve y reflejos del azul intenso del cielo, matizadas de rosa por cientos de flamencos. Laguna Brava está en la rojiza puna de La Rioja, entre altas montañas azuladas de picos nevados, con vicuñas y zorros que corretean por sus costas y pequeños géisers, además de restos de un avión y un muerto anónimo a la intemperie, porque su tumba siempre se destapa.

_DSC6229Este pintoresco espejo de agua es el centro de la reserva natural provincial para la protección de vicuñas que lleva su nombre y se extiende por más de 70 kilómetros al oriente junto a la Ruta Nacional 76, en parte asfaltada y en buena parte de ripio, que serpentea entre coloridas montañas y cuestas, para luego descender al oeste hasta cruzar a Chile por el paso Pircas Negras.

Imagen

*

*

ImagenEn toda la zona se ven altas montañas, con picos como los del Bonete Chico, de 6.759 msnm; el Bonete Grande, de 5.945; el Pissis, que con 6.882 es el segundo de la Cordillera de los Andes -después del Aconcagua-, y el Veladero, que custodia la Laguna Brava por el oeste con sus 6.436 metros.

*

*

Tras dejar la ciudad más cercana, San Jose de Vinchina (130 kilómetros al sudeste), el camino es un virtual mirador del paisaje y de los cambios que la altura va generando en la fauna y la flora, ya que en esa distancia asciende unos 3.000 metros en los que una de las primeras cosas que observa el visitante es la falta de oxígeno en el aire. 

Cada tramo o atractivo del viaje daría lugar a un artículo independiente, como la Quebrada del Troya, con su río meandroso entre altos paredones de estratos inclinados, a los que por su forma y marrón intenso los llaman “chocolate en ramas”, con la curva de La Herradura y la formación La Pirámide.

Imagen

 

ImagenMás adelante (y más arriba) se pasa por el paraje Jagüé, con dos centenares de habitantes y uno de los más aislados de la provincia, donde está el puesto de guardafaunas que controla el acceso de visitantes a la reserva. Desde allí, las únicas construcciones humanas hasta la Laguna serán “los refugios de Sarmiento”, erigidos en piedra en el siglo XIX, con la misma arquitectura que el hornero -entra el aire pero no el viento ni la lluvia o nieve- para albergue de los arrieros que cruzaban la cordillera.

*

Imagen

 

ImagenLos guanacos que observan desde las laderas en los primeros tramos desaparecen con la altura y el único camélido que se ve es la vicuña. La Cuesta de la Quebrada del Peñón es un tramo de ripio en cornisa, en el que algunos vehículos también se apunan, y llega al punto más alto, en el portezuelo del mismo nombre, a 4.350 msnm. Desde allí, el camino desciende en un terreno más llano hacia la Laguna (a 4.270 msnm). 

Imagen

*

CLIMA CAMBIANTE

ImagenEl aire es siempre frío y seco en esas alturas aunque haya sol. Desde la cuesta, ya en descenso, se puede observar en toda su magnificencia ese oasis de altura, a veces borroso por el viento que levanta nubes de salitre y polvo, con algunos remolinos de térmicas que se elevan blancuzcos, y el imponente volcán Veladero con su cima siempre nevada destacándose entre otros altos picos que bordean desde lejos la laguna.

En ese inhóspito valle de la puna riojana no hay árboles ni arbustos que den sombra o protejan de los vientos. “La única flora acá y en casi todo el camino es el coirón y el cuerno cordillerano, que sirve para hacer fuego a la noche o en caso de emergencias, pero ninguno pasa el medio metro de alto”, comentó a CSM Emanuel Luna, un guía residente en Vinchina.

*

*

_DSC5846El clima cordillerano es cambiante y pasa, de ser veraniego cuando hay sol, a temperaturas bajo cero si el cielo se nubla, algo que ocurre con inusitada rapidez debido a los fuertes vientos. CSM, que estuvo en más de una oportunidad en esta reserva, tuvo la oportunidad de comprobar cómo en el camino, tras pasar la Quebrada del Troya con un sol radiante y más de 30 grados a la sombra, el cielo se tornó gris y una precipitación de agua-nieve obligó a guardar todo el equipaje sensible que estaba al descubierto en las cajas de las camionetas.

Al llegar al Portezuelo, una nevada cubrió el camino de blanco y la misma laguna que otrora resplandecía bajo el sol, estaba gris y opaca bajo un manto de nubes bajas (en realidad, allí las nubes están a más de 4.300 msnm, pero el valle está muy alto).

ImagenEn otra oportunidad, durante una jornada de calcinante sol de verano el viento llevó una repentina lluvia, cuyas primeras gotas parecían evaporarse antes de tocar el suelo y se transformaban en nubes a la altura de la ruta. Luego, al pasar la lluvia y volver el sol, el agua caída era evaporada en forma tan repentina como había llegado y todo era una bruma blanca que obligaba a conducir a paso de hombre.

La laguna recibió su nombre por su supuesta bravura climática en rechazo a los extraños, que según los lugareños hasta hizo caer el avión mencionado, pero en realidad las inclemencias son las típicas de la altura cordillerana, que siempre afectan más a los foráneos que a los baqueanos, en especial la falta de oxígeno en el aire, que causa el “mal de altura” o apunamiento.

*

SITIO RAMSAR

Imagen

*

*

Además de ser una Reserva Natural Provincial, Laguna Brava fue declarada Sitio Ramsar, denominación que deviene Imagendel nombre de la ciudad iraní donde se firmó la convención internacional para proteger las estaciones de aves migratorias, representadas en este caso por esos grandes zancudos que la pueblan de a miles en los meses cálidos. Mediante ese acuerdo, los sitios Ramsar son objeto de conservación y uso racional mediante acciones locales, regionales y nacionales.

*

*

*

ImagenEn días despejados y calmos, los flamencos permanecen a pocos metros de la costa, hurgando el fondo con patas y picos. Si el visitante se aproxima, aún con suma cautela, se alejan lenta y casi imperceptiblemente para mantener la distancia y seguir su rutina; a la distancia, quizás hasta posen para una foto sobre una pata o con sus alas abiertas al sol.

Imagen

*

*

Algunos planean en la altura, atraviesan rápidos el cielo azul impecable o trazan una línea blanca contra las laderas rojizas y azuladas, pero el gran momento es cuando levantan vuelo en bandada y cubren todo de blanco y rojo. Ése es el plato fuerte de los amantes de la fotografía, que encuentran allí una de las postales más buscadas.

*

*

ImagenEn la costa norte hay algunos géisers inactivos, en torno a los cuales se reúnen flamencos y grupos de vicuñas, aunque éstas, debido a sus finos olfato y oído y a su timidez, salen en estampida en cuanto ven u olfatean humanos que se aproximan.

*

*

Pese a los graznidos de los flamencos, el balido de las vicuñas y el ulular del viento, hay en el lugar una profunda sensación de silencio y quietud, ya que la inmensidad de los Andes parece absorber todo sonido y movimiento.

*

UN AVIÓN Y UN MUERTO DE LEYENDAS

Uno de los atractivos no naturales de la laguna son los restos de un avión que llevaba ocho yeguas pura sangre preñadas desde Perú a Buenos Aires, en 1964, aparentemente en un vuelo clandestino ya que los animales sería de contrabando, y realizó un aterrizaje forzoso en el suroeste de la laguna. Algunas versiones dicen que el destino no era la capital argentina sino Uruguay.

ImagenLos seis tripulantes se salvaron y abandonaron el lugar. Solo murió una de las yeguas, cuyo cuerpo permanece momificado por el salitre junto a lo que queda de la nave -que está siendo desguazada por una empresa-, en tanto otra se perdió entre las montañas. Cuando los paisanos ven potros de gran porte y ágiles a la vez, aseguran que se trata de la descendencia de esa yegua de carrera tras cruzarse con caballos criollos, como es el caso de un caballo que en los 80 era invencible en las carreras de los pueblos cercanos.

El otro caso que generó una leyenda popular es el de El Destapadito. Se trata de un arriero o un prófugo de la justicia chilena, indocumentado, que murió congelado a mediados de los 50 y fue enterrado junto a uno de los refugios de Sarmiento, al borde de la laguna. Dada la dureza del terreno, la fosa es muy poco profunda y el cuerpo fue tapado con piedras.

ImagenAl fin de los inviernos, cuando comenzaba a pasar gente por el refugio, encontraba siempre la sepultura abierta y el esqueleto a la vista, luego que las piedras se corrieran por algún motivo, posiblemente físico o climático. Los lugareños llegaron a la conclusión de que el muerto no quería estar tapado y no había que contradecir su voluntad. Además de llamarlo El Destapado o Destapadito, la tumba se convirtió en lugar de culto y muchos le rezan y le piden milagros, en forma oral o escrita, y dejan ofrendas o monedas junto al cadáver.

 *

*

*

 

GUIA OBLIGATORIO Y PEAJE POLÉMICO

El acceso a Laguna Brava se debe hacer siempre con guía autorizado y todos los visitantes deben registrarse al ingresar ante las autoridades de fauna en Alto Jagüé,además de cumplir con un horario de regreso: retornar a ese control a las 18.

ImagenLa obligatoriedad de entrar con guía se debe a que en torno a la laguna hay una red de caminos de ripio y senderos, donde quien no cuente con un vehículo adecuado o un GPS podría quedar varado o perderse fácilmente. Otro motivo es el control de la conducta del turista, en un ambiente muy sensible ante la presencia humana. El guía también debe contemplar la condición física del visitante y tener disponible oxígeno para suministrarle si lo afectara la altura.

Los únicos guías habilitados para llevar gente a Laguna Brava estamos en San José de Vinchina, aunque las excursiones y choferes pueden contratarse también en Villa Unión (otros 70 kilómetros al oeste)”, comentó el guía Luna. Las autorizaciones las otorgan las secretarías de Medio Ambiente y de Turismo de La Rioja, en coordinación con autoridades del departamento Vinchina, y actualmente son 15 los guías autorizados a llevar gente.

El tema del pago de un canon (mínimo por cierto) por el ingreso a la reserva natural, que se efectúa en el puesto de Gendarmería ubicado a la salida de Vinchina, genera protestas de los viajeros que no van a visitar Laguna Brava; tal es el caso de quienes tienen por destino Chile y deben transitar la Ruta Nacional 76.

_DSC6242“No se puede cobrar peaje en una ruta nacional si no existe una colectora alternativa para quienes no quieren usar el servicio, que además acá es puro ripio, casi un camino de campo”, se quejaba fastidiado un viajero en el control de Vinchina, y no le satisfacía la explicación de que está en construcción una ruta alternativa a Chile (también por el paso Pircas Negras), que será un desvío de la 76 que no pasará por la reserva natural por la que se podrá circular libremente.

El acceso a la Laguna está abierto de 5 a 14, todo el año, aunque la mejor época es la cálida, de septiembre a abril. Los guardafaunas pueden denegar el paso si las condiciones climáticas son peligrosas, especialmente en invierno, cuando hay tormentas de “viento blanco” en la altura, y su fuerza hace volar piedras que han destrozado y volcado vehículos, con el consiguiente riesgo para la vida de sus ocupantes.- (CSM)

Gustavo Espeche ©rtiz

(Derechos Reservados)

 *